Martes, 03 Julio 2018 13:39

Víctimas de violencia sexual del conflicto, simbolizan la vida y la esperanza

Una rosa blanca que representa la vida y la esperanza de las personas víctimas de la violencia sexual del conflicto armado en el país, fue entregada a cada una de las mujeres y hombres que en representación de este hecho victimizante en 18 municipios del Valle del Cauca se concentraron en Tuluá para diseñar un plan de trabajo que les permita superar las dificultades vividas y construir nuevos proyectos para ellas y sus familias.
“Primero debemos reconocer que tanto mujeres como hombres fueron víctimas de la violencia sexual durante el conflicto armado, y estos hechos se deben visibilizar para conocer la crueldad de la guerra, porque solo se denuncian en un 30%. Por eso en Tuluá destacamos el liderazgo que dos mujeres de la Mesa de Víctimas, Adelaida Malagón y Diana Marcela Solís, están adelantando en el departamento para decirnos que ellas representan la vida y la esperanza de quienes luchan y sueñan por sus familias, por un mejor país”, expresó el personero de Tuluá, Rubén Darío Benítez Sierra.
En Tuluá se celebró el Día nacional por la dignidad de las víctimas de violencia sexual en un sentido homenaje organizado por la Mesa de participación efectiva de víctimas en coordinación con la Secretaría de Gobierno del municipio y el apoyo de la Personería y la Policía Nacional, en donde también el comandante del distrito, TC Guillermo Carreño Arbeláez, le pidió perdón a las víctimas en representación del Estado y manifestó el compromiso institucional de defender y proteger a la ciudadanía.